ANATI Gobierno Nacional

memoriainstitucional           ANATI - Siganos en Facebook ANATI - Siguenos en Twitter. ANATI - Visita nuestro Canal de Video. ANATI - Siguenos en Instagram.

Jueves, 22 de abril de 2021

8 8

El sueño de Fabio Hinestroza, Giomara Otton y otras 48 familias es una realidad, los títulos de propiedad de sus hogares los recibieron en sus casas y no lo podían creer, pues estaban “cansados de promesas incumplidas”. Finalmente, tras más de 25 años de espera, un cúmulo de voluntades se unieron y la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) les entregó sus escrituras.

“Nunca perdí la esperanza, estábamos cansados, pero Dios permitió que llegara este día… Gracias a esta administración que sí tuvo el gran interés de darnos esta bendición… Aquella tristeza del incendio hoy se ha duplicado en alegría, gracias”, expresó Hinestroza.

La barriada San José en La Palma ahora se llena de alegría, pues la espera terminó; este miércoles 21 de abril, la subadministradora de la Anati, Arelys Del Carmen González, y su equipo de trabajo, volvió a la comunidad, pero con los títulos de propiedad, haciendo honor al compromiso adquirido en octubre de 2019.

“En este mismo predio nos comprometimos a buscar solución porque esta tierra tenía dueño, pero había voluntad para buscarle la alternativa. Hoy podemos decir que un cúmulo de voluntades se unieron, como el desprendimiento de una familia para donar las tierras, los colaboradores de Anati que laboraron en medio de pandemia, de una comunidad que no perdió la esperanza y hemos entendido que el trabajo en equipo nos condujo a un puerto seguro”, destacó la Subadministradora.

Estas familias construyeron sus viviendas en terrenos cercanos, luego que un siniestro -hace más de 25 años- les arrebatara sus hogares y les obligó a desplazarse, este anhelo de tener le legalidad de sus tierras ahora se convierte en el capítulo final de una historia detrás de un título.

“Ahora sí decimos esto es mío, no teníamos papeles a pesar de residir en esta comunidad luego de aquel incendio y gracias a todos los que estuvieron involucrados… Tengo muchos sentimientos encontrados, aquel día fue trágico perdimos el esfuerzo de toda una vida, pero ahora Dios nos tiene algo mejor y puso al señor Juan Carlos [Brin] como pilar para nosotros”, relató Giomara Otton.

Aquel trágico 27 de septiembre, al medio día, cuando un voraz incendio dejaba sin hogar a estas familias será difícil de olvidar, pero el feliz término de esta historia no hubiese sido posible sin el traspaso de 3 hectáreas de terreno a la Nación. Juan Carlos Brin, en nombre de su familia, con una acción desprendida traspasa las escrituras de este globo de terreno a la Anati que permitió continuar el proceso de titulación.

“En mi familia me enseñaron a cumplir los compromisos y hoy culminado este proceso a través de la Anati donando estas tierras y que cada vecino de esta comunidad tenga este beneficio… Contento de que estas familias inicien una nueva etapa y conservar estos bienes… Esto ya era de ellos, pero resolvimos los temas legales y cumplimos con ellos, cuiden sus terrenos, sean sabios”, destacó Juan Carlos Brin.

Ignacio Turner, un joven que no tiene recuerdos del incendio, pues el día se ese siniestro erá un infante de 2 años, hoy recibe el título de propiedad en nombre de su abuelo a quien perdió meses atrás.

“Gracias por hacer que cada morador de esta barriada tenga este título de propiedad … He escuchado las historias de lo que ocurrió y le dedico este título que hoy recibo a mi abuelo que está en el cielo quien fue el dueño de esta propiedad donde vivo con mi abuela”, concluyó.